domingo, 12 de octubre de 2008

LEER Y ESCRIBIR LOS NÚMEROS

Leer y escribir números son dos aprendizajes diferentes que se inician desde el nivel inicial para ir ampliándolo progresivamente en todo el ciclo de escolaridad primaria.
La lectura de los números es un aprendizaje que se construye con los conocimientos previos:“recitado de la serie numérica” y “ correspondencia biunívoca”. Los niños se apropian primero de la serie oral y se apoyan en este conocimiento para aprender a leer los números. Para ayudar a construir este aprendizaje, hoy en las aulas se utiliza cono recurso la banda númérica, que le permite a los niños hacer una biyección entre la oralidad y la escritura. Al recitar “uno” van haciendo correspondencia a la grafía “1” del portador numérico que sigue el orden del recitado y se corresponde en símbolos.
Como es de esperar el trabajo realizado en el aprendizaje de la lectura de números hará aportes en el aprendizaje de la escritura. Sabemos que los niños primero dibujan números pero no saben identificarlos, o bien cuentan cantidades de elementos de colecciones y no saben como escribirlas, también el apoyo en la banda numérica permitirá la construcción de estos aprendizajes. En definitiva la biyección entre serie oral y serie escrita es constitutivo de la construcción del sentido de leer y escribir números.
Entonces, a la hora de enseñar estos ejes conceptuales cabe preguntarse:
¿Qué actividades presentar para que surjan estas biyecciones?
¿Todos mis alumnos conocen la serie oral sin omisiones hasta el número que estoy pretendiendo que lean o escriban?
¿Todos conocen la correspondencia uno a uno como estrategia procedimental en la resolución de situaciones?
Si un alumno no sabe contar hasta el número que quiero que aprenda a leer y escribir. ¿Tiene sentido este aprendizaje?
¿Puedo enseñar a leer y escribir números desvinculados de la serie numérica?¿Por qué?.
¿De qué modo podré aprovechar al máximo las posibilidades que me ofrece la banda numérica como recurso?
En la medida que un docente se haga preguntas que sean cuestiones de análisis y búsqueda de problemas que surgen en el aula y en la enseñanza, irá reflexionando sobre sus respuestas y haciendo búsquedas pertinentes que fundamenten sus decisiones didácticas.


Actividades:
Leer el siguiente texto:
“Cuando nos dictan un número y lo escribimos en cifras, no codificamos el enunciado oral. De la misma manera, cuando leemos un número escrito en cifras, no decodificamos el enunciado escrito. En ambos casos, hay que hacer una correspondencia en otro sistema.
Si leyéramos lo que vemos, deberíamos leer el número 123:”uno , seguido de dos, seguido de tres”, que es una lectura posicional. Durante el primer y segundo ciclo, el maestro debe permitir que el alumno acceda a un conocimiento real de la numeración. Pero debido a las diferencias que existen entre nuestros sistemas de numeración, es fundamental separar los distintos aprendizajes de la “lengua numérica escrita” y oral.
Por eso es fundamental trabajar separadamente la numeración oral y la numeración escrita. Se debe permitir que los niños lean un número escrito en cifras utilizando una lectura posicional como mostramos más arriba. El conteo numérico oral debe trabajarse por sí mismo, como se aprende y se memoriza cualquier canción. Cuando los niños manejan suficientemente los dos sistemas, relacionamos los dos campos numéricos. También es necesario realizar un trabajo específico para que los niños aprendan a reproducir correctamente la grafía de las cifras.”


Extraído de: “Enseñar Matemática en el Nivel Inicicia”l. Francoise Cerquetti-Aberkane, Cathewrine Berdonneau. Ed: Edical.


Contestar fundamentando:
1-¿A qué se refieren los autores cuando dicen: Cuando nos dictan un número y lo escribimos en cifras, no codificamos el enunciado oral. De la misma manera, cuando leemos un número escrito en cifras, no decodificamos el enunciado escrito?.
2- ¿Cómo entienden los autores que los niños aprenden el recitado de la serie oral?
3-¿Qué actividades propondría como Maestra Jardinera para aprender la serie oral?
4- ¿Cree pertinente que se les permita a los niños decir en vez de 123 uno seguido, de un dos y seguido de un tres. Fundamente haciendo un análisis reflexivo de su postura.
5-¿Qué trabajo específico haría usted para trabajar la grafía escrita? Fundamente su decisión.